Skip links

Utilizarán levaduras a base de manzana para hacer vinos en la Patagonia

La Universidad del Comahue junto a la empresa Patagonia Beverage SRL, comenzó la construcción de una planta para producir este insumo que actualmente se importa desde el extranjero.

 

La Universidad Nacional del Comahue (UnCo), junto a la empresa Patagonia Beverage SRL, comenzó la construcción de una planta de producción de levaduras nativas, que se desarrollan a partir del bagazo de manzana.

El objetivo del proyecto es realizar a escala industrial el proceso de propagación de células de levaduras nativas de la Patagonia, Saccharomyces y non-Saccharomyces seleccionadas por sus propiedades enológicas, utilizando como sustrato un medio en base a bagazo de manzana.

La planta estará ubicada en la localidad de Villa Regina, Río Negro, y será destinada a abastecer la producción de vinos en la región.

El proyecto fue uno de los seleccionados por la Agencia RN Innova, tras la convocatoria del «Programa de Proyectos Federales de Innovación 2022 (PFI), organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Nación.

Como ganador de la convocatoria, quienes lo encabezan recibieron una suma de dinero en concepto de Aporte No Reembolsable (ANR). La primera parte de esos desembolsos sirvió para avanzar en la primera etapa con la construcción de la planta de tratamiento de efluentes líquidos y con la adquisición y montaje de equipamiento. Así lograron completar la maquinaria necesaria para instalar la línea de producción.

 

Cómo es el procedimiento

La directora del proyecto, Adriana Catalina Caballero, reveló a Télam que la línea de producción comprende la «propagación en un tanque de fermentación, luego se prensa, se mezcla con elementos inertes y se seca para obtener levadura activa»

Para la vinificación se utilizan unos 20 gramos de levadura seca por cada 100 hectolitros, por lo que será un gran aporte a la industria la producción de este insumo, más aún considerando que se trata de un producto que actualmente es importado y no es económico.

Una vez que entre en producción la planta rionegrina -se está terminando con las conexiones de la línea de producción y recientemente compraron la envasadora-, la levadura será entregada en envases de medio y un kilo.

“La idea es formar parte de la economía circular, no generar pasivos ambientales con la recuperación del bagazo poniéndolo en valor y realizar todo el tratamiento adecuado a los desechos que se puedan producir», reconoció Caballero.

 

Nota exclusiva para Quixote Concentrates. En caso de usar el contenido o reproducirlo no olvide citar como fuente a QUIXOTE CONCENTRATES – WWW.QUIXOTECONCENTRATES.ES

 

Deja un comentario