Skip links

El menor volumen exportado de vino por la UE redujo su valor

Las exportaciones comunitarias de vino y de productos a base de vino de la Unión Europea a 27 continuaron confirmando hasta noviembre del pasado año su descenso en valor, debido a los menores volúmenes exportados hacia países terceros, según las últimas estadísticas de la Comisión, que no fueron compensados en su totalidad por el mayor precio unitario de exportación.

 

 

Entre enero y noviembre de 2023, el valor de lo exportado se contrajo un 4%, un punto porcentual más que un mes antes, con una facturación de 597 millones de euros por debajo del valor del mismo periodo del año anterior. Frente a los 16.897 millones de euros de los once primeros meses 2022, las ventas extra-comunitarias de vinos y productos a base de vino se recortaron hasta 16.300 millones, debido, según la CE, a los menores volúmenes exportados.

Será difícil ya, a un mes sólo por contabilizar, que pueda alcanzarse el registro del año anterior (18.268 M€), existiendo más posibilidades aún de que, al menos, sí pueda acercarse a la factura exportadora de 2021 (16.641 M€).

El valor del vino y derivados a base de vino exportado por la UE superó ya la factura de lo comercializado en el exterior en 2020, año álgido de la pandemia de Covid-19, que derivó en múltiples restricciones al consumo y al comercio de todo tipo de alimentos y bebidas, más aún de las menos básicas. En ese año, la factura de la exportación de vino y derivados a base de vino de la UE a países terceros fue de 13.452 millones de euros, es decir, ya hasta noviembre se superó casi en un 21,2% y en 2.848 millones el valor de lo facturado entonces.

El sector exportador vitivinícola de la UE se mantiene como el tercer sector agroalimentario que más factura en el exterior, con cerca de un 7,73% del total, aunque algo por debajo del 8,05% que representó en el mismo periodo de 2022, con una factura entonces, como se ha señalado, de 18.897 millones de euros.

Continúa estando por detrás del sector de cereales transformados y productos de molinería, con 22.337 M€ (+7% sobre un año antes), un 10,6% del total, y del sector de productos lácteos, con 18.138 M€ (-3%), un 8,6% del total, y claramente por delante de los alimentos preparados e ingredientes, con 13.979 M€ (+3%), en un conjunto de exportaciones agroalimentarias de la UE, que se mantuvieron en los once primeros meses de 2023 en los mismos niveles que un año antes, con apenas 981 millones más de facturación, hasta sumar 210.825 millones de euros.

Por su parte, las importaciones de vino y de productos a base de vino de terceros países hacia el mercado comunitario, que no están entre los principales productos importados, registraron en este periodo una facturación de 1.482 M€, un 11,7% y 155 millones más que un mes antes, pero que apenas representan un 1,01% del valor de todas las compras agroalimentarias (146.051 millones de euros) a terceros países.

En la balanza comercial exterior, el vino y los productos a base de vino comunitarios aportaron entre enero y noviembre del pasado año a la economía comunitaria un superávit muy positivo de 14.818 millones de euros, confirmándose como el tercer sector agroalimentario que más contribuyó al superávit comercial agroalimentario de la UE con el exterior, tras del sector de cereales transformados y productos de molinería (+17.925 M€) y el de los productos lácteos (+16.154 M€).

El superávit comercial del sector vitivinícola europeo representó, por tanto, el 22,88% del saldo positivo total agroalimentario de la UE entre enero y noviembre de 2023, que alcanzó los 64.775 millones de euros.

 

Bebidas espirituosas y licores

Por su parte, en los once primeros meses del pasado año, la UE-27 exportó bebidas espirituosas y licores por valor de 8.346 millones de euros, un 8% y 706 millones menos que en ese mismo periodo de 2022, a causa también de la caída del volumen exportado. Estas ventas al exterior representaron un 3,96% del valor de todos los bienes agroalimentarios exportados, algo por debajo del porcentaje (4,36%) que representó un año antes.

En el conjunto de 2022, las exportaciones de este grupo de productos ascendieron a 9.751 millones de euros, un 4% del total, tras crecer un 15,9% y en 1.338 millones respecto al año precedente.

Por el contrario, las importaciones comunitarias de estas bebidas por parte de la UE-27 alcanzaron en los once primeros meses del año un valor de 4.224 millones de euros, con un incremento del 4% y de 181 millones con respecto al mismo periodo de 2022, por debajo aún de los 4.417 M€ (3% de los bienes totales importados) del conjunto de ese año, pero superando con claridad los 3.301 millones facturados en 2021.

Pese a la mejora de las importaciones, el saldo comercial export-import fue ampliamente favorable para la UE-27, con un superávit de 4.213 millones de euros durante este periodo, cerca de igualar ya la cifra del valor de lo importado, según los últimos datos de la Comisión Europea, es decir, la factura exportadora de este sector fue casi el doble que la factura importadora.

 

REVISTA SEMANA VITIVINICOLA

Deja un comentario