Skip links

Castilla y León anuncia nuevas rebajas fiscales

Reduce al 50% el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en suelo industrial e introduce mejoras en arrendamientos rústicos.

 

El anteproyecto de Ley de Medidas Tributarias, Financieras y Administrativas que acompaña al Presupuesto General de Castilla y León de 2024 incluye la «cuarta rebaja fiscal» que se introduce en la Comunidad desde 2021, en concreto una reducción al 50 por ciento del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en operaciones en suelo industrial, mejoras para explotaciones agrarias y de apoyo a la familia en el medio rural.

La Consejería de Economía y Hacienda ha remitido al Consejo Económico y Social (CES) para su informe el Anteproyecto de Ley de Medidas Tributarias, Financieras y Administrativas que acompaña al presupuesto y en el que se mantiene la apuesta de la Junta de Castilla y León por una «política fiscal moderada y justa», con bajada de impuestos para reducir la carga fiscal de familias, jóvenes, autónomos y empresas.

Según ha explicado el portavoz y consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el nuevo paquete de rebajas tributarias que será aprobado por la Junta incluye como primera medida un nuevo beneficio fiscal para favorecer la actividad industrial mediante la reducción de las cargas a autónomos y empresas.

Esta medida consiste en reducir a la mitad el pago por las operaciones que se formalicen en escritura pública en el medio urbano y rural sobre suelo industrial y terciario (agrupación, agregación, segregación y división de parcelas) en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

La segunda rebaja se centra en la mejora de los beneficios fiscales aprobados el pasado ejercicio para favorecer la continuidad de las explotaciones agrarias, en relación con la bonificación del 100 % en la cuota del impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas por arrendamiento de fincas rústicas. Con esta medida se extiende la rebaja fiscal de los agricultores profesionales a todos los agricultores en situación de alta en la Seguridad Social y de las explotaciones agrarias prioritarias a todo tipo de explotaciones.

Por último, respecto a la mejora de los beneficios fiscales en apoyo a la familia y al medio rural, se amplía la deducción incrementada hasta el 40 % por nacimiento o adopción en el medio rural, para que afecte también a los residentes en entidades locales pertenecientes a municipios de más de 5.000 habitantes, de la que se beneficiarán -casi 130 de estas entidades.

 

Cuarta rebaja tributaria

Según ha explicado Carriedo, se trata de la cuarta rebaja tributaria llevada a cabo en los últimos 3 años que se suma a las numerosas acciones que ha puesto en marcha la Junta dentro de los compromisos de su política fiscal.

La primera de las medidas fue la bonificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, aprobada en mayo de 2021. En segundo lugar, en diciembre de 2022, se aprobó la Ley de Rebajas Tributarias que, entre otros beneficios, incluye la rebaja del 9,5 % al 9 % en el tipo del primer tramo del IRPF de la tarifa autonómica; la mejora hasta el 40 % de la deducción incrementada por nacimiento o adopción en el medio rural; y se eliminó el pago de la tasa general por licencias de caza y pesca. Además, se aplicó una reducción del tipo en la transmisión de inmuebles para sede social o centros de negocios en el medio rural: bajando al 2 % frente al general del 8 %. Asimismo, se eliminó totalmente el pago del impuesto por el arrendamiento de fincas rústicas y se rebaja a la mitad el pago del impuesto aplicable a la transmisión de explotaciones agrarias.

El tercer paquete de medidas se incluye en la Ley de Medidas Tributarias de Castilla y León -aprobado en febrero de 2023-, que incorpora una mejora del tratamiento fiscal a familias numerosas, con un incremento del 20 % en la deducción; y el incremento hasta 1.500 euros anuales de la deducción por la adquisición de los jóvenes de su vivienda habitual en el medio rural.

De esta manera Castilla y León es la comunidad autónoma con los mejores beneficios fiscales en el medio rural para los jóvenes respecto al alquiler y la adquisición de vivienda habitual.

De igual modo, se mantiene la congelación de tasas que viene aplicándose desde 2014, para no trasladar la inflación a los ciudadanos de Castilla y León.

Asimismo, además de las medidas tributarias, se recogen otras relativas a la inclusión de la categoría de investigador en ciencias de la salud; sobre el régimen jurídico de bienes comunales de entidades locales; y sobre políticas de fomento de la Comunidad para impulsar medidas de dinamización demográfica, social y económica en los pequeños municipios, entre otras.

 

FUENTE: ELECONOMISTA.ES

Deja un comentario